Saltar navegación e ir al contenido principal

Filtrar

Grupos de contenidos
Tipo de contenido
Disponibilidad
Idioma
Licencia

Resultados de búsqueda

78 contenidos encontrados

  • Acceso digital
Imagen de apoyo de  Dog days Bogotá / Alec Soth.

Dog days Bogotá / Alec Soth.

Por: Alec Soth

¿Por qué un instituto que se ocupa del patrimonio cultural de una ciudad asume una relación tan estrecha con el universo de las imágenes? Esta pregunta, formulada en ocasión de la exposición de la serie fotográfica Dog Days Bogotá de Alec Soth en el Museo de Bogotá del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural y plasmada en esta publicación, entraña, por lo menos, dos ámbitos de reflexión. El primero: las ciudades contemporáneas como Bogotá, no habrían de ser más que el inasible y caótico transcurrir del tiempo sin posibilidad de redención, el ambiguo reino de lo accidental, lo transitorio, lo fugitivo, lo contingente; no habrían de ser más, para usar una expresión de Baudelaire referida a París, que tiempo que se deshace entre las manos. El segundo: los artistas en la contemporaneidad no han dejado de reiterar una pregunta que ha de ser leída ya como fundamento de lo que se ha dado en llamar la cultura contemporánea: ¿por qué las imágenes deberían hacerse cargo de una tarea de carácter ético? El arte (la imagen) tendría la tarea de dejar aparecer algo muy decisivo en el ámbito de las implicaciones ético-políticas de las sociedades en las cuales actúa. Emprender este derrotero de la reflexión implica asumir la sentencia que Giorgio Agamben dejó consignada en Lo que queda de Auschwitz: “los artistas han de fundar su lengua como aquello que sobrevive en acto a la imposibilidad de hablar”.
  • Acceso digital
Imagen de apoyo de  Objetos y costumbres de Bogotá 1a. subasta / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, Asociación Mercado de Pulgas San Alejo.

Objetos y costumbres de Bogotá 1a. subasta / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, Asociación Mercado de Pulgas San Alejo.

Por: Instituto Distrital de Patrimonio Cultural,

El Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, en un trabajo colectivo con la Asociación Mercado de las Pulgas San Alejo, organizó la primera subasta de objetos cotidianos de los habitantes de la capital. Este catálogo es una muestra del trabajo hecho por el Instituto y la Asociación, en su propósito de reconocer a estos “objetos” como bienes que puede ser meticulosamente identificados, conservados y valorados, aún cuando la normatividad no los reconozca dentro de una categoría oficial como la de Bien de Interés Cultural. En ese sentido, siguiendo la misión del IDPC de divulgar el patrimonio cultural de Bogotá, la Subasta se constituye en una puesta en valor de objetos que desde su sentido cultural, social e histórico, nos permiten evocar sucesos que nos conectan con otros tiempos y situaciones vividas dentro de nuestra ciudad. El Instituto Distrital de Patrimonio Cultural apoyó y asesoró la organización y realización de esta subasta en la que se comercializaron objetos de los vendedores de la Asociación Mercado de las Pulgas de San Alejo en su beneficio económico exclusivo, con los objetivos de consolidar los lazos entre el Estado y la sociedad civil para el reconocimiento del patrimonio cultural mueble bogotano. Así mismo, se consolidó en una invitación a la ciudadanía a hacer parte de esta subasta como un medio para crear vínculos con la memoria de la ciudad y a sumarse a la campaña de protección y reconocimiento del patrimonio cultural.
  • Acceso digital
Imagen de apoyo de  Bogotá un museo a cielo abierto : guía de esculturas y monumentos conmemorativos en el espacio público, vol.I / textos María Clara Torres ... [et al.].

Bogotá un museo a cielo abierto : guía de esculturas y monumentos conmemorativos en el espacio público, vol.I / textos María Clara Torres ... [et al.].

Por: María Clara Torres; et. al.

Si bien los monumentos conmemorativos y las esculturas han sido instaladas en el espacio público de Bogotá por entes públicos y privados, el cuidado y el mantenimiento de todos estos es un deber de todos los ciudadanos. Esta guía no tiene un propósito distinto al de servir a la identificación de esta nada pobre colección de obras con la que cuenta la ciudad y acercar a los bogotanos a su reconocimiento, su valoración y su cuidado, por el bien de lo que es de todos los bogotanos: el espacio público de la ciudad. Simón Bolívar, Mártires de la Patria, Francisco de Paula Santander, Templete del Libertador, Tomás Cipriano de Mosquera, José Manuel Rivas Groot, Pila Pública, Policarpa Salavarrieta, Antonio Nariño, Francisco José de Caldas, Hermógenes Maza, Rufino José Cuervo, Rufino José Cuervo, Miguel Antonio Caro, Salvador Camacho Roldán, Manuel Murillo Toro, Camilo Torres y Tenorio, Epifanio Garay, Rafael Núñez, Louis Pasteur, La Rebeca, José Celestino Mutis, Atanasio Girardot, Ayacucho, Carlos Martínez, San Juan Bosco, Diego Uribe, Fuerzas Militares, Pedro Nel Ospina, Francisco de Orellana, Rafael Uribe Uribe, José de San Martín, Enrique Olaya Herrera, Antonio Baraya, Carlos E. Restrepo, Guadalupe, José María Espinosa Prieto, Alejandro Petión, Minrva, Relieves Banco de la República, Camilo Torres y Tenorio, Gonzálo Jiménez de Quesada, Pila del Mono, Jorge Eliécer Gaitán, George Washington, José Prudencio Padilla, Ricardo Palma, Pedro Alcántara Herrán, Simón Bolívar, Dinamismo, 16 Torres, Nicolás Copérnico, Lanzando la Onda, Vigilante, Nave Espacial, Sin Título, Fabio Lozano Simonelli, Bosque Cultural, Rita 5:30, La Gran Mariposa, Pórtico, Torre Machu Picchu, Miguel de Cervantes, Antonio Ricaurte, Antonio José de Sucre, Vicente Arbeláez, Benito Juárez, Juan Montalvo, José Enrique Rodó, José María Carbonell, Luis Eduardo Nieto Caballero, Julio Florez, Los Héroes, Manuel Roergas de Serviez, Monumnto a Gandhi, San Francisco de Asís, Américo Vespucio, Giordano Bruno, Espejo de la Luna. Mujer con Rueda y Alas, La Gran Cascada, Reina Isabel y Cristóbal Colón, Cronos, Héroes Ignotos, Banderas, Francisco de Paula Santander, Sia, Pedro León Trabucchi, Jorge Eliécer Gaitán, Ala Solar, Caracol, Doble Victoria Alada, Eclipse, Horizonte, Ventana. Intiwatana, El Viajero, Longos. Pedazo de Río, Hombre a Caballo, Alameda, Homenaje Muisca, Militares y Policías Caídos,
  • Acceso digital
Imagen de apoyo de  Arturo Robledo Ocampo: La arquitectura como un modo de vida / Beatriz García Moreno

Arturo Robledo Ocampo: La arquitectura como un modo de vida / Beatriz García Moreno

Por: Beatriz García Moreno

“Pensar” la ciudad. Imaginar, dibujar y construir una urbe, materializada mediante elementos que se caracterizan por el pragmatismo, lo cúbico y rectangular, y la renuncia a decoraciones excesivas en espacios que resultan útiles, sobrios y –no obstante la subjetividad de esta propiedad– estéticos, bien aprovechados y donde lo ecuánime e integral está tanto en lo propio como en su afuera; la particularidad interior del objeto se extiende al conjunto que lo rodea. ¿No es acaso esta una manera no sólo de idear diseños materiales, sino de moldear formas de existir? ¿Puede ser aplicado un criterio profesional a una filosofía de vida? Al repasar la vida y obra de Arturo Robledo Ocampo (Manizales, 1930-Bogotá, 2007), es atinado responder a las anteriores inquietudes con vehementes síes. Él, que llegó a la capital de Colombia entre las décadas de los treinta y cuarenta, aún niño, proveniente de su natal Caldas, a causa del nomadismo a que su padre se veía obligado por las labores institucionales que desempeñaba, tenía un destino que hoy Bogotá agradece: haber hecho parte sobresaliente del grupo de gestores que transformaron sus intenciones en realidad, dejando un legado histórico para la ciudad, la riqueza construida del desarrollo urbano del siglo XX. Por eso a Robledo, arquitecto de la Universidad Nacional –de la que además fue vicerrector y decano de Artes, entre otros cargos–, profesional comprometido con la búsqueda constante, incluso desde lo gremial, de mejores condiciones –de formación, consolidación y reconocimiento social– para el cuerpo arquitectónico colombiano, y acertado diseñador y ejecutor de obras para Bogotá, como los conjuntos multifamiliares Nueva Santa Fe y calle 26, del Banco Central Hipotecario, el Conjunto Residencial Calle del Sol, el Parque Residencial Calle 100 y los detalles de diseño –senderos, canales, terrazas, puentes, plazas, arborización– del Parque Metropolitano Simón Bolívar, por mencionar sólo algunas, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural le rinde un homenaje, a través del libro Arturo Robledo. La arquitectura como modo de vida. Con tan especial publicación, esta entidad –adscrita a la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte– tiene el propósito no solamente de hacer un merecido reconocimiento a la labor de a quien los bogotanos y las bogotanas le deben buena parte de la belleza que tienen los tesoros arquitectónicos en los que habitan y a diario conviven, sino además de utilizar este capital para despertar en aquellos la conciencia alrededor de la valoración de la herencia construida de Bogotá, y así, apuntar a fomentar en la ciudadanía la protección por tan identificativos elementos de la historia del patrimonio inmueble del que la ciudad goza.
  • Acceso digital
Imagen de apoyo de  Reciclaje de Edificaciones en Contextos Patrimoniales / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

Reciclaje de Edificaciones en Contextos Patrimoniales / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

Por: Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

En marco del Mes del Patrimonio 2016 y partiendo de asumir la capital colombiana como una ciudad-memoria en clave de futuro, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) organizó un seminario internacional, cuyo propósito esencial fue intercambiar buenas prácticas y casos exitosos de reciclaje y recuperación de edificaciones en contextos patrimoniales tanto en la ciudad de Bogotá como en otros lugares del mundo, con diversos agentes, experiencias y actores de los ámbitos público y privado. El Seminario Internacional de Reciclaje de Edificaciones en Contextos Patrimoniales, realizado durante los días 12 y 13 de septiembre de 2016, planteó, como objetivo principal, generar una reflexión acerca de las múltiples alternativas para recuperar zonas patrimoniales, entendidas estas como áreas enteras de ciudad; es decir, no solo el centro histórico, sino también otros sectores urbanos que cuentan con edificios que seguramente tienen la posibilidad de una segunda vida. En esta vía, estas memorias retoman las experiencias compartidas por los conferencistas nacionales que dieron cuenta de casos en Colombia, especialmente en Bogotá, e internacionales, como las presentadas por los invitados Michèle Laruë-Charlus, de Francia, y Eduard Rodríguez i Villaescusa, de España. Autores: Michéle Laruë-Charlus, Juan Pablo Hoyos Trujillo, Rodolfo Ulloa Vergara, Daniel Bermúdez Samper, Juan Pablo Ortiz Suárez, Eduard Rodríguez i Villaescusa, Enrique Ramírez Botero, Héctor Calderón Bozzi, Taller de S (Santiago y Sebastián).
  • Acceso digital
Imagen de apoyo de  Camacho y Guerrero Arquitectos : análisis crítico y fotografías / Germán Téllez ; fotografías Germán Téllez, Camacho y Guerrero.

Camacho y Guerrero Arquitectos : análisis crítico y fotografías / Germán Téllez ; fotografías Germán Téllez, Camacho y Guerrero.

Por: Germán Téllez

Desde el mismo momento en que se concibió la colección Homenajes. Arquitectos en Bogotá, creada para hacer un reconocimiento a profesionales muy destacados en la cultura arquitectónica de la ciudad, se pensó que era necesario realizar una monografía que recopilara y presentara el excelente trabajo de Camacho y Guerrero Arquitectos. Hacía falta, entre las publicaciones de arquitectos colombianos, una dedicada a la labor esta firma, que por tantas décadas ha producido arquitectura de la más alta calidad, una obra lúcida, serena, coherente, definitivamente moderna. Conjuntos de vivienda y torres de oficinas, fábricas, complejos deportivos y espacios públicos, en Bogotá y en Cali, ciudades de donde son originarios los socios de la firma. Edificaciones icónicas, como el edificio Parque Santander, el multifamiliar Geronia, la Torre Mazuera, la fábrica de Kodak o la Unidad Deportiva El Salitre en Bogotá, así como el Parque Panamericano y ese prodigio que es la Plaza de Toros de Cali, muchas de ellas, justamente, declaradas como bienes de interés cultural local y nacional. La obra de Camacho y Guerrero, realizada por más de 60 años de manera constante, rigurosa y alejada de moda alguna, es absolutamente vigente hoy en día y constituye una verdadera lección de arquitectura. Recogerla en un solo volumen, es el propósito de la Serie Homenajes, iniciativa de la Sociedad Colombiana de Arquitectos Bogotá y Cundinamarca y del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural. La buena arquitectura de Camacho y Guerrero es ya patrimonio de Bogotá y de Cali, un patrimonio moderno digno de ser resaltado y preservado. Y nadie mejor que Germán Téllez Castañeda, amigo de los socios y fotógrafo de la firma, testigo permanente del desarrollo y evolución de su trabajo, para encargarse del análisis crítico y las imágenes de este volumen, que con el precedente y los venideros, confirma la validez de la aventura editorial que nos hemos propuesto.
  • Acceso digital
Imagen de apoyo de  Plan de Revitalización del Centro Tradicional de Bogotá / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

Plan de Revitalización del Centro Tradicional de Bogotá / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

Por: Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

El Plan de Revitalización del Centro Tradicional es, en estricto sentido, un plan urbano de carácter estratégico que supera el tradicional “plan-documento” para trabajar desde el enfoque de planificar haciendo y hacer planificando. Incluye, pero trasciende, la actualización y generación de nuevos instrumentos para la protección del valioso patrimonio cultural del centro histórico y algunos sectores periféricos que constituyen su área de influencia inmediata, alcanzando una superficie total de 470 hectáreas. El Laboratorio Urbano creado para este fin permite la experimentación, desde la perspectiva del proyecto urbano, y genera, de este modo, resultados concretos y paralelos al avance en la reflexión e identificación de nuevas iniciativas necesarias para el mejoramiento de la habitabilidad y la resignificación del Centro Tradicional. El Plan adelanta acciones de diversas escalas en la restauración monumental, la rehabilitación de estructuras arquitectónicas y urbanísticas, el reciclaje de edificaciones, la nueva arquitectura en sectores consolidados y la recomposición morfológica (tejer de nuevo las estructuras urbanas fragmentadas). En la base de su planteamiento están presentes dos premisas básicas: la permanencia de la población tradicional y sus prácticas culturales; y la mejora de la vivienda patrimonial de los sectores de más bajos ingresos. En la actualidad el Plan, con la ayuda de diversas entidades del Distrito Capital y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), desarrolla tres tipos de proyectos patrimoniales: ejes y nodos principales del sistema de espacio público y patrimonio, proyectos de borde y proyectos transversales.
  • Acceso digital
Imagen de apoyo de  Pontífices en Bogotá : Devoción, patrimonio religioso y urbanismo / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural; Investigación, textos y curaduría Luis Alfredo Barón Leal

Pontífices en Bogotá : Devoción, patrimonio religioso y urbanismo / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural; Investigación, textos y curaduría Luis Alfredo Barón Leal

Por: Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

El 1969 cuando el Museo de Desarrollo Urbano (hoy Museo de Bogotá) abrió sus puertas, el alcalde Virgilio Barco Vargas en su discurso de inauguración pronunció las siguientes palabras: “quiero hacer mención de un salón especial dedicado al Congreso Eucarístico Internacional. Sobra cualquier comentario sobre la importancia que para Colombia y Latinoamérica tuvo este acontecimiento. En sala especial lo recordamos quienes lo vivimos y lo revivirán quienes vendrán en el futuro. Fue ese un momento en el que Bogotá y sus habitantes demostraron su civismo y su cultura que no dudarlo constituyeron frente al mundo el antibogotazo definitivo”. El Congreso Eucarístico enmarcó la visita del sumo pontífice Pablo VI a Bogotá, que como personaje histórico impactó profundamente la vida urbana de la ciudad. La apertura de una sala en el Museo de Desarrollo Urbano dedicada a rememorar la visita del papa en el marco del Congreso habla de su importancia en relación con las obras urbanas que se desarrollaron para preparar a Bogotá en miras a su recibimiento y al de una gran cantidad de peregrinos y turistas que para entonces arribaron a la ciudad. En este mismo sentido, la visita del Papa Francisco a la ciudad de Bogotá y a Colombia en septiembre de 2017 constituyó un acontecimiento de suma importancia y de gran trascendencia para su historia. Cuando Pablo VI visitó a Bogotá en 1968, la insurgencia guerrillera estaba naciendo y con ello se abrió una dolorosa etapa de violencia en el país que vino a culminarse en 2016. Como si se tratara del cierre de un ciclo histórico, el acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC coincidió con la visita del Papa Francisco. Por tercera vez un sumo pontífice visitaba la capital de Colombia y como en las dos ocasiones anteriores (en 1986 Juan Pablo II visitó Bogotá), la ciudad se preparó para una visita que conmocionó y alteró por unos días la vida cotidiana de la ciudadanía. El Instituto Distrital de Patrimonio Cultural se unió a este acontecimiento histórico llevando a cabo una serie de intervenciones de enlucimiento de algunos monumentos y fachadas que forman parte del patrimonio de la ciudad, los cuales se encontraban en la ruta o formaban parte de la visita del santo padre, y a su vez, realizó en el Museo de Bogotá la exposición Pontífices en Bogotá : devoción, patrimonio religioso y urbanismo con el ánimo de hacer memoria y recordar cómo fueron las anteriores visitas de Pablo VI en 1968 y de Juan Pablo II en 1986. Por medio de esta muestra se propuso resaltar parte del patrimonio religioso de la ciudad ubicado en la Plaza de Bolívar, principal escenario de encuentro de los pontífices con los fieles católicos, y aprovechando que el Papa Francisco forma parte de la comunidad jesuita se planteó también hacer una breve muestra del legado de esta comunidad en la llamada manzana jesuítica. La exposición y esta publicación hacen evidentes el impacto urbano y social que tuvieron en tres generaciones diferentes las visitas de los últimos pontífices romanos, Pablo VI, Juan Pablo II y el Papa Francisco; lo cual se evidencia en una serie de fotografías acompañadas y soportadas con objetos conmemorativos.
  • Acceso digital
Imagen de apoyo de  Bogotálogo II : usos, desusos y abusos del español hablado en Bogotá / Andrés Ospina ; ilustraciones Laura Peralta ; revisión Juan Manuel Acosta, Ivón Hernández.

Bogotálogo II : usos, desusos y abusos del español hablado en Bogotá / Andrés Ospina ; ilustraciones Laura Peralta ; revisión Juan Manuel Acosta, Ivón Hernández.

Por: Andrés Ospina

En el marco de la Convocatoria ciudad y patrimonio 2009, organizada por el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, entidad adscrita a la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte de la Alcaldía Mayor de Bogotá, se invitó a la ciudadanía en general a realizar una propuesta cuyo resultado final fuera un diccionario acerca del español hablado en Bogotá. El proyecto ganador, presentado por Andrés Ospina y hoy publicado bajo el título Bogotálogo: usos, desusos y abusos del español hablado en Bogotá, busca, más allá de ser un inventario de términos exclusivamente cachacos, con ejemplos entretenidos y muy nuestros, entender a Bogotá en su diversidad, en su heterogeneidad y en su dimensión histórica, como pretexto para develar la ciudad a través de sus palabras y para motivar un diálogo entre generaciones. El Bogotálogo invita a dar una lectura desprevenida, organizada alfabéticamente y abundante en ejemplos e ilustraciones. Pero además nos presenta un destacable número de ejemplos de uso que, sin descuidar el rigor que una investigación como esta exige, no es necesariamente un documento para eruditos ni para especialistas, lo cual confirma la intención de democratizar el acceso al conocimiento y de no privilegiar los saberes cultos en el sentido tradicional de la expresión.
  • Acceso digital
Imagen de apoyo de  Más Allá del Cliché : El fondo fotográfico de Ernest Bourgarel / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

Más Allá del Cliché : El fondo fotográfico de Ernest Bourgarel / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

Por: Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

‘Más allá del cliché: el fondo fotográfico de Ernest Bourgarel’ es una exposición conformada por una selección de fotografías y documentos conservados en los Archivos del Ministerio de Asuntos Extranjeros de Francia. Se trata de un fondo inédito que nunca ha sido objeto de exposiciones y se exhibe por primera vez en Colombia en el Museo de Bogotá de la Alcaldía Mayor de Bogotá. La exposición, realizada en el marco del Año Colombia-Francia 2017 y Fotográfica 2017, invita a abordar el fondo Bourgarel como un relato/retrato excepcional de Colombia a finales del siglo XIX ya que documenta de manera excepcional el proceso de modernización del país y su paradójico desarrollo en un territorio devastado por las guerras y las desigualdades. Estas imágenes, coleccionadas, adquiridas o tomadas por Bourgarel, se sitúan en las márgenes corredizas entre el cliché visual de un país diverso, rico y exótico y el cliché fotográfico como documento del contexto histórico, social y político. Ernest Bourgarel (1850-1929) fue un diplomático, viajero, expedicionario, fotógrafo y coleccionista francés que ejerció sus funciones en Bogotá entre 1890 y 1902. Sus memorias e impresiones las consignó en fotografías, diarios y correspondencias. Fue portavoz de la voluntad de afrancesamiento de los países latinoamericanos y además pionero en el ámbito de la fotografía, desconocido hasta ahora, que representó el invento moderno por excelencia, en pleno auge a nivel mundial y difundido en Colombia de manera sorprendentemente precoz durante el último tercio del siglo XIX.
  • Acceso digital
Imagen de apoyo de  Oriéntate: Los Cerros Son Nuestro Norte / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

Oriéntate: Los Cerros Son Nuestro Norte / Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

Por: Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

Los Cerros Orientales constituyen el mayor patrimonio de los bogotanos y son el principal activo cultural y paisajístico de la ciudad, donde radica buena parte de la identidad de la capital. Los Cerros Orientales, presencia inocultable y majestuosa, hacen única a Bogotá. No es casual que en la ladera de esta imponente cadena montañosa se hubiera fundado la ciudad y que aún hoy esta siga siendo su sello distintivo. Los Cerros son protagonistas de planos, cuadros y fotografías históricas, así como de imágenes contemporáneas registradas con medios más sofisticados. En Bogotá todo sucede a sus pies; los Cerros son y serán testigos de la historia y de la evolución de la ciudad. El goce de las montañas debe ser un derecho de todos, residentes y visitantes. Estas enmarcan la sabana y hacen las veces de “cordón verde”, equivalente a las riberas de las ciudades con frente marítimo o fluvial, cuyo espacio es legalmente de uso público. Sin embargo, en Bogotá todavía no somos del todo conscientes de la enorme importancia y potencial que estos tienen. Los Cerros son agua, son verde, son aire, son vista, son vida. Pero no siempre los reconocemos, los apreciamos y los cuidamos como es debido. De ahí el inmenso compromiso de valorarlos y protegerlos, así como de desarrollar sus posibilidades de uso y disfrute de manera respetuosa.